Marcelo Tinelli y Luis Segura se juntaron en Palermo, esta mañana, para negociar una tregua cara a cara. ¿La intención? Alcanzar un acuerdo para evitar la intromisión de la Justicia, que ya tiene en sus manos la cautelar que envió el sector del conductor televisivo.

Mientras la Justicia avanza para impedir que se vote este viernes a las 18, como ya confirmó hasta el hartazgo el oficialismo, Tinelli y Segura lanzaron sus propuestas y quedaron en tener una respuesta por la tarde, luego de analizarlos con los suyos.

Tras limar asperezas, consensuaron prorrogar a Segura en el cargo de presidente por dos o tres meses, pero con la presencia de representantes de cada lado en los diferentes comités. En principio, serían tres apellidos por bando para regular la tarea del hombre que está a cargo de la transición luego de la muerte de Julio Humberto Grondona.

De prosperar esta posición, Segura estará al frente de la Casa Madre del fútbol hasta febrero o marzo en el cargo, acompañado por seis directivos entre los que no estará el propio Tinelli (Angelici, Blanco y Tapia o Moyano estarían de un lado; Lammens, D'Onofrio y Spinosa, del otro). Habrá 10 puntos prioritarios a tratar durante este lapso de 90 días, en los que se buscará aportar transparencia a los números y a las designaciones arbitrales. Además de tener a la vista la negociación con el nuevo Fútbol Para Todos.

El actual mandatario de la AFA se reunirá más tarde con sus hombres para hacerles conocer la oferta y decidirán si aceptan. En caso de tener una respuesta afirmativa desde los dos bandos, el martes podría celebrarse una reunión de Comité Ejecutivo en la que se ratificaría a Segura en el cargo por el lapso acordado y comenzarán a allanar el camino para unas elecciones transparentes en ese momento. ¿Habrá tregua?

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia