"El momento más bravo fue cuando quedamos eliminados con Argentinos de la Copa Argentina, querían colgarnos del Cilindro", recordó Sebastián Saja en declaraciones a Radio América sobre la reconstrucción de Racing Club en cuestión de dos meses, desde aquella dura caída ante el Bicho por el gol de Juan Román Riquelme y este presente en el que el equipo está a un partido de consagrarse campeón del campeonato local.

"Aquel partido se jugaba muy cerca de Avellaneda (NDR: se disputó en cancha de Huracán) y pudo ir mucha gente de Racing, fue un momento bravo pero en lo particular me ayudó haber pasado varias de esas" "Aquel partido se jugaba muy cerca de Avellaneda (NDR: se disputó en cancha de Huracán) y pudo ir mucha gente de Racing, fue un momento bravo pero en lo particular me ayudó haber pasado varias de esas"
, dijo el Chino, figura del equipo, quien añadió: "Después de ese partido todo dio un vuelco muy grande y pudimos empezar a sumar puntos para no quedarnos afuera tan pronto en el campeonato como lo hicimos en la Copa Argentina".

Saja, acaso el único referente del plantel hasta la llegada de Diego Milito, resaltó la importancia del Príncipe en lo futbolístico pero también en la interna, en el manejo del vestuario: "Lo que Diego representa para el hincha de Racing está a los ojos de todos, los dos goles del domingo lo demuestran", dijo respecto de los tantos que marcó en la goleada a Rosario Central en un partido que se había presentado por demás complejo en los primeros minutos pero que el equipo pudo resolver gracias a la experiencia del delantero.

Embed

"Diego es más importante adentro del vestuario que en el campo, y eso que dentro del campo es de los más importantes por lo que transmite", remarcó. "Con su llegada hemos repartido las responsabilidades y me ha dado una mano muy grande en la gestión del vestuario", reconoció.
Si el partido con Argentinos por Copa Argentina fue clave para reaccionar como grupo, el choque con Olimpo por la 13º fecha del torneo local, lo fue entonces para despertar a nivel futbolístico porque aquel 1-1 dejó a Racing a ocho puntos de River, lo que llevó al plantel a proponerse un desafío que lleva cumplido a la perfección.

"Después del partido con Olimpo nos desafiamos a ganar los seis partidos que quedaban y aún así no sabíamos si nos iba a alcanzar para pelear el campeonato. Llevamos 5 triunfo en 5 partidos y nos queda uno más. En aquel momento veíamos tan lejana la posibilidad y hoy estamos tan cerca ... Después del partido con Olimpo nos desafiamos a ganar los seis partidos que quedaban y aún así no sabíamos si nos iba a alcanzar para pelear el campeonato. Llevamos 5 triunfo en 5 partidos y nos queda uno más. En aquel momento veíamos tan lejana la posibilidad y hoy estamos tan cerca ...", cerró el Chino con tono esperanzador.
Racing está a sólo un partido de volver a ganar un torneo local, luego de 13 años. El domingo 14 jugará con Godoy Cruz por la 19° fecha y un triunfo le garantizará la ansiada corona sin depender de nadie. Media Avellaneda desespera porque llegue ese momento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia