Los jugadores de la selección argentina que juegan en el exterior llegaron al aeropuerto de Ezeiza y hubo dos temas que no pudieron pasar por alto en absoluto: el retorno de Lionel Messi a la Selección (no pudo estar presente las primeras cuatro fechas de Eliminatorias por lesión) y el pésimo estado del Mario Alberto Kempes, donde Argentina será local ante Bolivia el martes 29. Y algunos de los que pusieron de manifiesto su preocupación fueron los hombres provenientes de Manchester ayer disputaron el clásico de la ciudad, con triunfo del United por 1-0 sobre el City): Sergio Agüero, Pablo Zabaleta y Marcos Rojo.
El "Kun" intentó abordar el tema con el humor que lo caracteriza, pero sin pasar por alto la intranquilidad que les produce jugar en una cancha en esas condiciones: "Ayer estábamos en el avión viendo el campo. Supuestamente van a hacer lo mejor para llegar al partido. Uno cuando ve se impresiona, no está acostumbrado. Habría que ver cómo está y pensar que estamos jugando en inferiores".
Mientras que respecto a abandonar Núñez, el exjugador de Independiente manifestó: "Eso lo maneja la AFA. Obviamente que jugar en distintos lugares más que nada es lindo por el tema de la gente. Está bueno un poco jugar en distintos lugares". Y reiteró: "Uno cuando mira la foto piensa qué pasó acá. Impresiona, es un campo donde se sabe que va a jugar la Selección".
Y cerró refiriéndose al regreso de Lio: "Siempre Leo es importante para nosotros. Obviamente cuando está nos alegramos todos. Es un alivio total jugar con Messi, siempre jugar con Leo es muy lindo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia