La decisión de la Conmebol de aplicar el artículo 23 de su reglamento disciplinario le depararía a Boca Juniors la pérdida del partido de vuelta de octavos de final de la Copa Libertadores que estaba empatando sin goles al cabo del primer tiempo y consecuentemente será River Plate el clasificado a cuartos.
Después de la escandalosa agresión al equipo de River en la manga de salida al campo de juego con gas pimienta, lo que afectó severamente a cuatro de sus futbolistas, el club de la Ribera quedó implicado por esa acción y el mencionado artículo es el que más se encuadra al hecho.
Dicho artículo indica cual será la "determinación del resultado de un partido por responsabilidad o negligencia de uno de los equipos".
1. Sin perjuicio de otras sanciones que se pudieran imponer, cualquier equipo por cuya
responsabilidad se determine el resultado de un partido, se considerará como perdedor de ese encuentro por 3-0.
Si el resultado real fuese menos favorable para el club o asociación responsable, ese resultado se mantendrá.
Justo el "día del futbolista", quien mejor encarnó la representación de un jugador en el mundo, hubiese hecho falta para desdecirse en el mismo lugar donde al recibir un homenaje "bien boquense" enarboló la frase que recorrió el corazón de los hinchas: "la pelota no se mancha".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia