Después de la dura goleada sufrida por Juventud Antoniana el pasado viernes ante San Jorge de Tucumán, la misión de los dirigentes es realmente dura: lograr que en cuestión de días el hincha se olvide de aquella actuación y se haga presente en masa esta noche en el Martearena para el segundo clásico de la temporada con un Gimnasia y Tiro, que llega a este choque con un presente distinto desde la previa.

Es por eso que se dispuso otorgarle facilidades y un precio popular al hincha y al socio antoniano, más teniendo en cuenta que los simpatizantes albos no podrán estar presentes y es necesario recaudar, ya que en la segunda rueda de partidos solo le quedará un partido más de local al santo, ante Altos Hornos Zapla.

Las entradas sufrieron un considerable descuento para que el seguidor antoniano se acerque al mundialista a darle su apoyo al equipo en este difícil momento. Las mismas comenzaron a venderse ayer a un ritmo lento en el Fray Honorato Pistoia y continuarán expendiéndose hoy de 10 a 19 en las boleterías de la Lerma y La Rioja, con estos precios: popular $80, damas y jubilados $50; preferencial $120, dam. y jub. $90; platea $150, damas y jub. $120. Los menores (en cualquier sector) pagarán 50 pesos.

Con 300 efectivos

La reunión prevista para ayer entre las autoridades del santo y la Policía quedó postergada para hoy por la mañana.

De todos modos, quedó determinado que alrededor de 300 uniformados de la fuerza custodiarán el clásico. El mismo estará a cargo del Crio. Figueroa y las puertas del estadio se abrirán a las 20.30. Habrá una cabecera destinada para cada facción de la barra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia