La voluntad de los Jaguares de poco pudo servir ante un homogéneo y lapidario equipo como Highlanders de Nueva Zelanda, y sucumbió ayer por 34 a 8 en el partido que jugaron en el estadio de Vélez Sarsfield por la décimocuarta fecha del Súper Rugby.
El equipo neocelandés fue netamente superior a los argentinos, que lograron, sin embargo, marcar un try mediante Juan Martín Hernández, aunque Highlanders apoyó cuatro veces en el ingoal rival.
En la última fecha, el equipo argentino será local frente a Lions de Sudáfrica el próximo sábado en el mismo estadio.
El inicio no fue el esperado para los Jaguares, porque a los 3 minutos Highlanders ya ganaba 7 a 0, debido al try de Ben Smith y la conversión de Sopoaga, sin que los argentinos pudieran darse cuenta que el partido estaba en juego.
Los Jaguares intentaron sobreponerse al cimbronazo inicial y fueron en busca del campo rival, y si bien lograron hacer presión en los últimos 22 metros, Higlhanders supo aguantar los embates argentinos, que sin embargo descontaron con un penal de Sánchez. Pero el equipo neocelandés demostró a cada paso por qué es el actual campeón y tras una buena corrida de Jaguares, Ben Smith tomó el balón desde el fondo y eludió a varios rivales para poner a Higlhanders bien cerca, pero tras una desinteligencia de los locales, Rob Thompson se escapó y marcó el segundo try que Sopoaga estiró con la conversión. El partido no varió en los siguientes minutos y por eso fue una victoria cómoda para los visitantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia