Convirtió los goles que abrieron el camino al Real Madrid para las dos victorias consagratorias, frente a Cruz Azul de México (4-0) y San Lorenzo (2-0). Por esto, Sergio Ramos se consagró como el mejor jugador del Mundial de Clubes, ganando el Balón de Oro.
Ramos completó en Marruecos su vitrina personal ya compuesta por tres Liga de España (2007, 2008 y 2012), dos Supercopas de España (2008 y 2012), dos Copas del Rey (2011 y 2014), una Liga de Campeones de Europa (2014), una Supercopa de Europa (2014) y un Mundial de selecciones (Sudáfrica 2010).
Mientras tanto, Cristiano Ronaldo sin destacarse en esta competencia y sin haber marcado un solo gol, recibió el Balón de Plata; casi por compromiso. Incluso algunos medios compararon esta premiación con el Balón de Oro que recibió Lionel Messi en el Mundial de Brasil.
Real Madrid obtuvo también el premio de juego limpio (Fair Play), que fue entregado en manos de su capitán, el arquero Iker Casillas.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia