El empate agónico que consiguieron los juveniles del Sub 20 ante Colombia en la segunda fecha del Sudamericano se festejó con el alma. Es que, el gol que selló el 1-1 a dos minutos del final, es clave pensando en las clasificaciones que otorga el hexagonal final al Mundial y los Juegos Olímpicos.
Si bien los primeros cuatro equipos se clasifican al Mundial, sólo el primero consigue el pasaje directo a los Juegos Olímpicos. Por eso una derrota dejaba herida a la Argentina, que se recuperó a tiempo.
El gol de Lucio Compagnucci fue la única luz que tuvo la selección en un partido opaco, que perdía desde el arranque del segundo tiempo por un dudoso penal.
En la próxima fecha, el domingo ante Brasil, la Argentina deberá volver a la victoria si se quiere quedar con el hexagonal final y con el tan ansiado pasaje a los Juegos Olímpicos.
Embed
Embed
Fuente: La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia