Gimnasia y Tiro no luce. No brilla, pero es un equipo solidario y con rebeldía dentro de la cancha. Es incondicional a esta causa que le inculcó de entrada José María Bianco, su DT. Mucho más ante situaciones difíciles, comprometidas o adversas. Ellos hacen un culto de estas palabras. Un atributo al que muchos equipos desean llegar, pero que pocos pueden lograr. Para que esto sea una virtud dentro de un plantel hace falta humildad, dejar afuera del vestuario los egos personales, y no creerse más que el otro. Cada uno tiene su función. Cada uno aporta lo suyo. Todos son importantes en esa estructura en la cual se cimentó este buen momento. Y hasta a veces esa solidaridad hace estremecer al hincha porque sabe que no le van a fallar. Puede perder, como muchas veces pasó; puede empatar, como tantas veces ocurrió, pero sabiendo que la actitud no se negocia.
Todos son importantes en esa estructura en la cual se cimentó este buen momento. Y hasta a veces esa solidaridad hace estremecer al hincha porque sabe que no le van a fallar. Puede perder, como muchas veces pasó; puede empatar, como tantas veces ocurrió, pero sabiendo que la actitud no se negocia.

Este Gimnasia y Tiro de José María Bianco puede adolecer de otros atributos como la contundencia, el fútbol atildado, un jugador que piense, que haga la pausa justa. Que no todo sea puro vértigo. El intercambiar golpe por golpe. Pero tiene otros: es ordenado, tácticamente disciplinado, convencido de lo que quiere dentro de la cancha, y fiel a un estilo que sabe cómo sacarle rédito. Y sobre todo que este Gimnasia y Tiro supo refundarse sobre la marcha, en tiempos de críticas y crisis. Captó el mensaje del Chaucha Bianco y lo sigue al pie de la letra. El albo no es un dechado de virtudes, muchos dirán que es un equipo austero, mezquino, pero tiene atributos que lo hicieron un equipo serio, molesto, de "kamikazes", capaz de sacar de quicio a sus rivales, quizás esa sea otra de sus mayores capacidades. El albo no es un dechado de virtudes, muchos dirán que es un equipo austero, mezquino, pero tiene atributos que lo hicieron un equipo serio, molesto, de "kamikazes", capaz de sacar de quicio a sus rivales, quizás esa sea otra de sus mayores capacidades.
Sunchales será otra de las estaciones complicadas que tendrá que pasar, puede que escriba otro capítulo de esta historia que ellos se empeñaron y se comprometieron en sacar adelante. Ningún resultado podrá, entonces, cambiar las bondades y la imagen de un plantel que supo despertar y revertir las situaciones adversas a pura rebeldía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia