Cumplida la sexta fecha del nuevo torneo de 30 equipos, solo dos de los diez ascendidos está por encima de la mitad de tabla y seis de ellos ocupan los últimos puestos en los promedios.
Transcurrido el 20 por ciento del campeonato que ideó Julio Grondona en el final de su vida y que se puso en marcha pese a la resistencia de gran parte de la dirigencia que se apresuró para ponerle fecha de defunción, se vislumbra la competencia aparte que tendrán los nuevos en la categoría, limitándose a pelear solo por quedar fuera de los dos últimos puestos.
De los primeros seis partidos, Argentinos Juniors es el mejor de los diez ascendidos al ubicarse en el puesto 13 con 9 puntos y junto a Unión, décimo cuarto, son los dos que están por arriba de mitad de tabla. Ambos tienen registro positivo entre victorias y derrotas.
Solo el Tatengue (10-9) y Huracán (8-7) tienen diferencia de gol a favor entre los que llegan de la B Nacional. También Unión es el único que se mantiene invicto desde su regreso a la categoría mayor.
De los que llegaron, el "Bicho" es el único que supera la mitad de los puntos (9) que cosechó el puntero del torneo Rosario Central (16) en estos primeros seis encuentros.
Tres equipos, Colón, Crucero del Norte y Nueva Chicago aún no ganaron. El conjunto misionero y el de Mataderos por ahora son los que ocupan las dos plazas de descenso.
En esa tabla los seis últimos lugares lo ocupan equipos ascendidos por la flamante reestructuración: Aldosivi y Sarmiento (1,000); Temperley (0,833); Colón (0,500); Chicago y Crucero (0,333).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia