¿Con qué te encontraste en esta, tu primera experiencia en el fútbol salteño?
Estoy contento de venir a un club grande en el que hay muy buenos jugadores y con experiencia. Se está armando un muy buen grupo, se está trabajando a conciencia. La expectativa es grande, y la ilusión es grande en todos. Esperemos estar a la altura de las circunstancias.

¿Ya percibís la ansiedad y la exigencia del hincha de Juventud por un ascenso?
La entiendo. Hace diez años que el hincha está con una ilusión, quiere volver a una categoría en la que se merece estar, obviamente, por institución, por la gente. Pero estoy tranquilo y no me vuelvo loco. Todos queremos el éxito en el futuro inmediato y nos gustaría estar cuanto antes en la B Nacional. Pero esto es paso a paso, con tranquilidad. Se viene un campeonato muy largo, con muchos equipos que quieren lo mismo que nosotros y se están armando para eso. Estamos con toda la humildad del mundo, trabajo, sacrificio. Con eso se logran los objetivos.

¿Estás mentalizado para absorber esa presión que cada año es más grande?
Sí. La gente te exige en un club grande y quiere que todo se dé rápido. Pero nosotros tenemos que estar tranquilos y no comernos la cabeza. Estamos trabajando bien, hay mucha humildad. Hay que bancar un proceso que será largo y, tarde o temprano, dará sus frutos.

¿Habrá mucha competencia individual en un plantel que termina siendo más largo de lo que se esperaba?
Es un plantel muy rico, con variantes. Y eso nos exige a todos. Tenemos casi dos jugadores por puesto. Es muy importante lograr una competencia sana, eso hace que nadie se relaje y todos mantengamos un nivel alto.

¿Es en la pretemporada cuando se comienza a forjar el verdadero grupo, desde lo físico, lo futbolístico y lo humano?
Seguro. Nos gustaría ganar el cien por ciento de los partidos, pero todo equipo tiene altibajos y para eso tiene que estar preparado el grupo. Hay que dar vuelta la página y olvidarse de lo que pasó. Se mantuvo una buena base, se la reforzó, este es un grupo de buena gente y en un equipo eso es fundamental. Hay jugadores de experiencia que suman para el grupo positivamente. Nosotros, los que venimos de afuera, tenemos que acoplarnos a lo que ya estaba, esto es así. Esperemos que todo este conjunto de factores hagan que a fin de año se nos dé lo que todos queremos, que es el ascenso.

¿Cómo ves el particular torneo que se viene: largo, sin respiro, con pocos ascensos y muchos descensos?
El torneo pasado parecía más flexible y más fácil porque ascendían siete. Yo tuve la suerte de ascender con Estudiantes de San Luis, pero no nos fue fácil. Siempre es complicado, porque todos pelean por lo mismo, se arman para eso. Hay que esperar con tranquilidad, tener paciencia nosotros y el hincha, porque todo llega.

¿Con qué Gastón Stang se encontrará Juventud?
Con un jugador que viene a aportar su experiencia, su humildad. Lo que puedo prometer es mucho trabajo y sacrificio. Dentro de la cancha las cosas te pueden salir bien o no, pero no hay que renunciar nunca a la entrega. Al hincha le pido paciencia y mucho apoyo, porque al objetivo lo lograremos entre todos; jugadores, dirigentes, cuerpo técnico e hinchas debemos estar todos unidos. Hay que apoyar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia