La guerra en la AFA suma un nuevo capítulo, que marca a las claras que la grieta se agiganta. Las elecciones a celebrarse el próximo 30 de junio quedaron postergadas por decisión de la IGJ. Con un comunicado, la Inspección General de Justicia, órgano dependiente del Gobierno Nacional, canceló los comicios en la casa madre del fútbol argentino.
La carta de la IGJ menciona "irregularidades administrativas" y pide 90 días hábiles de intervención, con posibilidad de prórroga de 90 días más, y la designación de dos veedores, que sean independientes de los designados por la jueza Servini de Cubría, quien investiga el destino del dinero del Fútbol Para Todos.
De esta manera, la postura del Gobierno Nacional de crear una Comisión Normalizadora, que estaría integrada por la legisladora y principal denunciante de la Causa del FPT, Graciela Ocaña, junto con Daniel Vila y Fernando Marín empieza a tomar fuerza. Todos ellos mantuvieron reuniones en los últimos días en la Casa de Gobierno.
Sin embargo, hay que aclarar que en este caso no se trata de una intervención propiamente dicha, algo que traería serias consecuencias al fútbol argentino. Sino que la IGJ pospone las elecciones por 90 días hábiles (podrían ser 180) y designa a dos veedores para que controlen. Estos son: el abogado Luis Tozzo y la contadora Catalina Dembitzky.
Estos veedores a cargo de la Inspección General de Justicia estudiarían el estado administrativo, político y económico de la Asociación del Fútbol Argentino. Mientras tanto, se menciona la posibilidad de que arriben al país otros veedores de la FIFA.

Se pararía el fútbol

Como era de esperarse, esto no cayó nada bien en la Asociación del Fútbol Argentino y también tomarán medidas fuertes. En boca del propio Damián Dupellier, secretario ejecutivo de la presidencia de AFA, barajó la chance concreta de parar el fútbol.
"La notificación de IGJ interrumpe el proceso electoral y se hará saber a Conmebol y FIFA para que manifiesten lo que corresponda según marca el Estatuto. Mañana lo decidirá el Comité Ejecutivo, entiendo que se suspenderán las actividades de todas las categorías, eso lo solicitarán los clubes. El Comité resolverá si se suspenden o no los torneos. El Comité también puede decidir que la Selección vuelva de Estados Unidos. Los partidos que están designados sí se jugarán", dijo en diálogo con Radio La Red.
Al mismo tiempo, miembros del Comité, liderados por el bando de Hugo Moyano (quien hace algunos días amenazó con parar el fútbol si intervienen la AFA) y Chiqui Tapia, ya trabajaban en AFA un amparo para apelar la decisión de la IGJ, con dos copias más: una a la FIFA y otra a la Conmebol. Si el amparo no logra su eco, como lo dijo Dupellier, la Selección podría quedar desafectada de la Copa América Centenario en los Estados Unidos e incluso la presencia de Boca en la Copa Libertadores también correría mucho riesgo.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia