El ministerio griego de Deportes decidió hoy cancelar la Copa de Grecia de fútbol esta temporada por los incidentes violentos que motivaron ayer la interrupción antes del final de la ida de semifinales entre PAOK Salónica y Olympiakos.
Debido a disturbios 'del orden público y de la paz social' en ese partido, "decidí la cancelación definitiva de los partidos de la Copa de Grecia, como está previsto por la ley", anunció el jueves el viceministro de Deportes, Stavros Kontonis. Inicialmente, una portavoz gubernamental había señalado que la competición quedaba aplazada a la espera de un anuncio del ministro al respecto.
Quedaban teóricamente cuatro partidos de la competición por disputar este curso: la vuelta entre Olympiakos y PAOK, los dos duelos de la semifinal AEK Atenas-Atromitos y la final.
El viceministro criticó además la elección de los árbitros y pidió a la Federación que dé "'respuestas significativas y que deje de fingir que está afectada".
"El gobierno observa con atención los acontecimientos recientes y los que no se tomen en serio nuestras acciones deben saber que no dudaremos en ir más lejos", añadió Kontonis, abriendo así la puerta a una suspensión de la Super League, el campeonato de la primera división local, si los incidentes violentos continúan.
Unas horas antes, el PAOK había indicado que no quería desplazarse a El Pireo para el partido de vuelta ante Olympiakos, a menos que se designara un árbitro extranjero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia