El delantero uruguayo Tabaré Viudez fue habilitado esta mañana para jugar en River Plate, por lo que esta noche integrará el plantel que enfrentará a Guaraní por la revancha de una de las semifinales de la Copa Libertadores de América de fútbol.
El sol salió esta mañana en Asunción y mucho más para River, que al llegar el transfer del Kasimpasa S.K, de Turquía, trajo alivio para el técnico Marcelo Gallardo, que lo estaba esperando con avidez y que lo llevó a manifestar "llegando la habilitación, Viudez estará entre los 18 de la plantilla de River".
Sin confirmar que fuese titular pero sí asegurándole un lugar en el banco de relevos.
El que madrugó esta mañana fue Rodolfo D'Onofrio, el presidente de los millonarios, para estar atento a lo que pudiera pasar con esa tramitación y ya, en horas del mediodía, junto a otros directivos, se trasladó al centro de Asunción para almorzar con sus pares de Guaraní, por invitación protocolar de los dirigentes paraguayos.

Le hacen el aguante
Los numerosos hinchas riverplatenses que se acercaron al lobby del hotel Yacht Club & Golf, concentración del plantel de la banda roja, se mostraron satisfechos por la noticia de la habilitación del jugador 'charrúa', como expresó el porteño Carlos Gómez "que bueno que ya puede jugar Viudez, que tanto lo quería Gallardo y que, me parece, puede ser mejor que Teo (Gutiérrez)".
Entre esos simpatizantes, estaban varios trasladados desde el norte argentino en sus propios vehículos, por ejemplo, Fernando Duarte le dijo a Télam "venimos desde el centro de la provincia de Misiones para apoyar al equipo en un paso tan importante".
A su vez, Cristina Funes comentó "vengo de Formosa con mi familia con grandes ilusiones, como mucha gente de mi provincia que se acercó, como también de Chaco y de Salta".
Sergio Sánchez, otro misionero llegado en auto, le relató a Telam "al pasar la frontera, en la aduana observamos que había muchos micros con hinchas de Buenos Aires que estaban siendo muy controlados", a lo que agregó "en mi grupo somos cuatro amigos que vinimos con entrada, pero nos encontramos con varios que llegaron sin entrada y están viendo como la pueden conseguir".
A propósito de esto último, desde el mediodía se acercaban numerosos riverplatenses a las inmediaciones del estadio Defensores del Chaco con la intención de conseguir alguna localidad por remanente del lado de Guaraní, ya que River vendió las que le fueron otorgadas, casi 10.000.
Por esta situación, la reventa estaba creciendo en las últimas horas.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Sección Editorial

    

    Comentá esta noticia