Es el partido que Juventud debe ganar. No será decisivo, no definirá hoy mismo un ascenso, pero el rival lo dice todo: Talleres, y en su casa. Dos colosos del Federal A cara a cara, en el mítico estadio Mario Kempes. Promesa de partidazo.
Este Talleres-Juventud representa al dueño de la fiesta contra el más galán de los rivales, el que llega decidido a "levantar" lo que venga. Porque el santo se ganó la admiración y el respeto en la primera fase del torneo. Rápidamente se colgó la chapa de candidato, fue el "1" de la general, aunque en el camino dejó algunas dudas, como cualquier equipo de la categoría. Esto también convierte a Talleres en el rival a vencer. Por su historia, por su localía, por el peso que emana de su popularidad.
Dicen que el Kempes vibrará esta noche. Pero dijeron también que a la T le cuesta el doble ganar con sus hinchas. Es cierto, pero tampoco pierde en el ex Chateau Carreras (una sola derrota en 11 partidos).
En el búnker antoniano tienen presente cada detalle. "Son datos, son indicios, nosotros tenemos que ser pacientes, inteligentes y volcar la presión de la gente en nuestro favor", opinó Juan Pablo Cárdenas para El Tribuno, en el hall del hotel, dejando de lado su momento libre para compartir sus sensaciones, que resumen las de todo el plantel en la previa. "Es un partido importante, estamos todos en la pelea, ojalá tengamos un buen día en cuanto a claridad y decisiones", se explayó. El capitán antoniano la tiene clara. Y ese es el mensaje que, al margen de las indicaciones de Pascutti, les hará saber a sus compañeros antes de saltar al campo.

Los santos de Córdoba cantan en la puerta del hotel: "Queremos volver a la B Nacional"
Embed

Charla distendida entre Pascutti y Ragusa en la concentración de Juventud
Embed


El santo contará con la presencia de Ortiz en el anillo central (reemplaza a Marchant) y de Galíndez en lugar de Stang en la zaga, y tendrá en sus manos la gran posibilidad de dar otro paso. De ganar, será único puntero y tomará un envión de esos que terminan lejos. Veremos...

Un ilustre visitante

Llegó al hall, saludó, intercambió una amena charla de fútbol y de la vida con el técnico del santo y le deseó éxitos al plantel para el partido de esta noche. ¿Quién era? Salvador Ragusa, quien actualmente dirige en Córdoba a General Paz Juniors y vive en el hotel donde descansa el santo. El Profe aprovechó para compartir un momento de charlas y vivencias en la concentración antoniana.

No están solos

Varios hinchas del santo re­sidentes en Córdoba pasa­ron por el hotel para salu­dar y apoyar a los jugadores en la previa. Aunque se ju­gará sin público el gran choque de esta noche, se especu­la con que los antonianos que viven en La Docta dirán presente y alentarán en si­lencio.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia