Días después de la confirmación de la pelea entre Ricardo Santillán y el japonés Shinsuke Yamanaka, programada para el 16 de abril en Tokyo, en Tartagal ya están expectantes y revolucionados pese a que faltan casi dos meses para que el Fantasma del norte dispute el título gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).
Ricky no solo representará a su provincia, sino que lo hará especialmente por su ciudad natal, esa que lo vio formarse cuando era un tímido joven de 15 años que quiso empezar a boxear.
En diálogo con El Tribuno, su mánager, promotora, cuñada y amiga, Fabiola Soria, contó cómo se prepara en la intimidad el púgil, además del apoyo que recibe a diario por parte de todos los tartagalenses.
"La verdad es que acá la gente está convulsionada, sorprendida. Creo que no se esperaban esta pelea", dijo.
"Hasta sus amigos más cercanos y su familia se sorprendieron. Yo siempre hablé con él de que ya se iba a dar, y ese día llegó", aseguró Fabiola.
No es para menos que en Tartagal ya sientan que Santillán ha triunfado, pese a que aún no peleó en Japón.
"Hay que tener en cuenta que vive en una ciudad chica, donde no hay empresas muy grandes que puedan ayudarlo económicamente, así que la gran ayuda que recibió Ricardo fue de la gente que pagó su entrada siempre que peleó", agregó.
"Comenzó muy chico. Cuando tenía 16 años, habíamos organizado una velada en General Güemes y él me pidió ir. No había peleado nunca y su papá le pagó el viaje. Ese día ganó por puntos a un chico que ya tenía siete peleas disputadas. Después del combate, el promotor Isidro Burgos me dice: 'Ganó el chiquitito. Es buenito el boxeador, parece que va a andar bien'. Y no se equivocó", sostuvo Fabiola.
Sin embargo, no todas fueron buenas noticias en la vida de Santillán, ya que tiempo atrás tuvo el nocaut más doloroso de su vida. Guillermo, su bebé de tres años y medio, falleció a causa de una meningitis.
"Junto a mi hermana pasaron momentos muy dolorosos y a él siempre le falta algo que, sin decirlo, yo sé que es Guillermo. Muchos dicen que Ricky tiene suerte. No creo que sea así", contó. "De todas maneras, siempre que gana un título, o esta vez cuando se enteró del combate, dice: 'Esto me lo mandó Guillermo'", continuó.
"Santillán es un gran chico y acá todos lo conocen. Tiene un grupo de amigos muy bueno y su familia es maravillosa. Tiene muchos tíos y primos que lo siguen a todos lados".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia