El entrenador del seleccionado argentino, Gerardo Martino, valoró la capacidad de su equipo para buscar pacientemente el arco contrario ante un adversario como El Salvador que se replegó y dejó pocos espacios.
"Jugábamos el partido que esperábamos. Había que tener paciencia porque no había espacios. La alternativa de media distancia es válida en estos partidos. Por momentos estuvimos lentos en la circulación y por momentos fuimos dinámicos y creamos situaciones", analizó el "Tata" tras el triunfo 2-0 en Washington.
Además, más allá del nivel del contrincante, Martino consideró que el partido "sirve" porque El Salvador planteó un problema parecido al que cree tendrá en la Copa América contra rivales en los papeles inferiores.
Por otro lado, sobre la ausencia de Lionel Messi, quien permaneció en el banco de suplentes durante todo el partido por una molestia en un pie, argumentó que "el primer día entrenó bien, el segundo sintió molestias y el tercero le costó calzarse". "Todos entendemos el deseo de la gente (de ver a Messi), pero realmente no podía. No era una cuestión de cuidados porque nosotros contemplamos que siempre juegue un rato, pero hoy no podía", explicó.
Por último, celebró que Ramiro Funes Mori y Federico Mancuello "se insertaron bien en la forma de juego" del equipo, y puntualmente sobre el mediocampista de Independiente consideró que es un jugador "inteligente y que tiene muchas ganas".
"Produjo mucha alegría a todo el vestuario que haya convertido un gol", completó sobre la segunda conquista argentina pergeñada por Mancuello, quien hoy hizo su debut con la camiseta argentina y acertó de tiro libre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia