La Selección argentina de básquet de sordos e hipoacúsicos culminó ayer su participación en el Mundial de China-Taipéi 2015, tras perder 73 a 53 con Ucrania.
La delegación nacional terminó en la sexta posición y entre sus integrantes se encontraban los hermanos salteños Carlos Nicolás (20) e Ignacio Andrés Montero (26), quienes tuvieron una activa participación en la Copa del Mundo.
De esta manera, el seleccionado celeste y blanco regresa a Argentina tras haber cosechado una buena cantidad de triunfos importantes (le ganó a China en el debut), aunque el sabor amargo quedó con la doble derrota ante los ucranianos.
Los hermanos oranenses partirán mañana hacia este continente y recién el miércoles estarán arribando a la localidad norteña.
Carlos Nicolás es el menor y es quien más logros cosechó. Juega de ayuda base, mientras que Ignacio es alero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia