El argentino se impuso en la séptima etapa que inició en Iquique y finalizó en Uyuni. Hubo quejas contra la hoja de ruta.

El piloto argentino Orlando Terranova (Mini) ganó este sábado la séptima etapa del Rally Dakar-2015 en autos, entre Iquique (Chile) y Uyuni (Bolivia), mientras que el sudafricano Gilles de Villiers (Toyota) le recortó tiempo en la general al líder, el qatarí Nasser Al-Attiyah (Mini).
El argentino finalizó la jornada con un tiempo de 3h31min18seg, aventajando en 2min20seg al segundo, el saudí Yazeed Alrajhi (Toyota).
El tercero fue el holandés Ten Brinke (Toyota), a 2min28seg del argentino. Por su parte, el sudafricano De Villiers, segundo en la
general, acabó sexto y consiguió reducir su desventaja con el líder Al-Attiyah (7º) en 2min58seg, cuya diferencia en la general es ahora de 8min14seg.
Terranova ya se alzó con la victoria en la primera y la tercera etapa del Dakar-2015 pero se quedó relegado en la general en la cuarta tras sufrir un problema mecánico que hizo que perdiera más de seis horas. Este sábado las motos y los cuatriciclos vivieron su jornada
de descanso.

Terranova, "caliente"

El mendocino Terranova (Mini) tiene la misma habilidad para sorprender en una etapa, pulverizando registros, como para encender la polémica, con ruidosas afirmaciones, que luego quedarán en el anecdotario, como las críticas lanzadas al road-book del Dakar 2015, al que definió como un "desastre", lo que fue negado por otros pilotos y la organización.
"Creí que este Dakar iba a ser más sencillo pero se complicó mucho. La gran crítica que le hago a la carrera es la hoja de ruta que es un desastre", dijo y arremetió: "Por ahí, como Castera se está yendo está muy poco preocupado en eso", sentenció en Iquique.
Terranova se refiere a David Castera, director deportivo del Dakar, ex piloto de motos,y responsable de dibujar los caminos por los que pasa el rally desde hace nueve años, y que según versiones no confirmadas ni desmentidas por el francés, este año dejaría la organización de la carrera.
Unos segundos después, el mendocino, subió la apuesta: "Como equipo vamos a hacer un reclamo porque la hoja de ruta era un desastre y con eso no se juega porque es muy peligroso. Si Castera se quiere ir, que se vaya pero que haga la hoja de ruta en condiciones. Hoy (por ayer) fue un desastre y viene siendo muy mala".
Castera, siempre cauto y lejos de la polémica retrucó al ser consultado sobre el tema: "Creo que Terranova está muy decepcionado con su Dakar, y si él piensa que el road-book es muy malo, bueno, está en su derecho pero ningún piloto vino a quejarse", señaló.
Por su parte, el qatarí Nasser Al Attiyah, campeón del Dakar en 2011 y líder del rally, negó que la hoja de ruta haya presentado algún problema en estas seis etapas disputadas, más allá de las variaciones lógicas que presentan los road-book de este tipo de competencias.
"El road-book, es bueno, a veces puede cambiar algo, porque la hoja de ruta se hace con varios meses de antelación y algunas cosas cambian, según la época del año y si llovió recientemente, pero yo no encuentro nada malo en ella", dijo el qatarí.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia