Los Juegos Europeos de Bakú 2015 comenzaron de la peor manera. Un autobús que se trasladaba por la Villa Olímpica perdió el control y atropelló a parte de la delegación de nadadores austriaca. La peor parte se la llevo Vanessa Sahinovic, de 15 años, quien se encuentra en coma inducido en un hospital de Viena a la espera de una operación por múltiples fracturas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia