El delantero Carlos Tevez confesó hoy que, cuando observó los incidentes en el partido con River que derivaron en la desclasificación de Boca de la Copa Libertadores, dudó sobre regresar al país, aunque esa situación no duró mucho tiempo.
El Apache contó que "cuando veía el partido en la cancha de ellos me daban ganas de volver, pero cuando se dio lo de la revancha me agarraron dudas".
"En ese momento, me di cuenta que el fútbol argentino no estaba bien. Sin embargo, al día siguiente ya sabía que quería regresar", afirmó en una entrevista concedida a TyC Sports.
De cara al clásico que se viene por la vigésimo cuarta fecha, opinó que "jugarlo es algo único, muy lindo" y consideró que "es muy feliz luego de haber vuelto".
Ante la inminente presentación de Daniel Angelici para buscar la reelección, sostuvo que "ojalá pueda seguir como presidente, sé que él busca lo mejor para Boca siempre".
"Hay muchos dirigente que hablan y dicen muchas cosas, pero sé que Angelici quiere mucho al club y trata de darle lo mejor", expresó.
Además, criticó la violencia de las faltas de los futbolistas de Gimnasia y Esgrima La Plata en la pasada jornada. "Entiendo que se juegue duro y hasta que se pegue, pero no para que rompan a alguno de los pibes. Hay una gran diferencia entre querer jugar duro y hacerle mal a un jugador", consideró.
Tevez dijo que se juega "en un límite donde se puede romper a alguien y eso no es bueno para el fútbol" y pidió "pensar bien para no arrepentirse".


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia