Para Boca mañana será un día trascendente para su futuro inmediato, pues su máxima figura, Carlos Tevez, regresará de su licencia envuelto en rumores de una eventual salida y el DT Guillermo Barros Schelotto se reunirá con el presidente Daniel Angelici para pedirle refuerzos que sustituyan a los jugadores "caídos" después de la frustración copera.
El Apache deberá presentarse junto al resto del plantel a las 9.30 en Casa Amarilla, luego de pasar cuatro días en Montevideo gracias a un permiso especial que le autorizó el propio Angelici y que Guillermo aceptó sin tanto consentimiento.
Durante su retiro, Tevez jugó al golf y se mostró de buen humor junto a fanáticos que le pidieron fotografías luego posteadas en las redes sociales.
La actitud de Tevez en un momento delicado para el plantel xeneize no cayó bien en los jugadores de mayor experiencia y pese a que Barros Schelotto aseguró que el atacante continuará en Boca, durante los últimos días volvió a cobrar fuerza el rumor de una posible salida.
En paralelo, la prensa deportiva de Italia aseguró que el empresario iraní Kia Joorabchian lo ofreció al Inter de Italia, aunque la presencia del entrenador Roberto Mancini, con quien Tevez tuvo problemas en Manchester City de Inglaterra, hace difícil suponer que su destino pueda estar en Milán.
En concreto, Tevez volverá mañana al club sea para reincorporarse a la pretemporada o bien para anunciarle su alejamiento al cuerpo técnico, que busca el rearmado del equipo con el Apache como nuevo capitán tras la partida del Cata Díaz al Getafe de España.
Este lunes, en el que el mediocampista uruguayo Nicolás Lodeiro viajará a Estados Unidos para sumarse a la franquicia Seattle Sounders, posiblemente sea el última día en Boca del arquero Agustín Orión, que tomó la decisión de marcharse tras cinco años, herido por el señalamiento que sufrió ante su error decisivo en la serie eliminatoria ante Independiente del Valle de Ecuador.
El exSan Lorenzo y Estudiantes de La Plata, que también tendría destino en la Major League Soccer (MLS), trabajó al margen en las últimas prácticas y no integró ninguno de los dos equipos en los amistosos celebrados el sábado ante Danubio de Uruguay en La Bombonera.
Frente a todas esas bajas, incluida la del delantero Andrés Chávez a préstamo a San Pablo de Brasil, Barros Schelotto le pedirá al menos cuatro refuerzos a Angelici cuando se reencuentren después de las vacaciones que el dirigente pasó la última semana en Estados Unidos.
La prioridad del entrenador es la llegada de un arquero y el candidato no está muy claro por las complicaciones económicas de incorporar a los preferidos por el Mellizo: Agustín Marchesín, Fernando Muslera y Wilfredo Caballero. Posiblemente, los sucesores del arco xeneize se busquen en el ámbito local: Mariano Andújar (Estudiantes) o Marcos Díaz (Huracán).
La zaga será otro sector a reforzar por la partida del último capitán. El chileno Gonzalo Jara fue declarado intransferible por la Universidad de su país y entonces volvió a sonar el nombre de Fernando Tobio, que debió marchar recientemente de Boca para reincorporarse al Palmeiras de Brasil frente al vencimiento de su préstamo.
Su incorporación definitiva sería además un guiño para Tevez, quien trabó una amistad con el exVélez y pidió expresamente por su continuidad antes de las semifinales de la Copa cuando el club ya había decidido no hacer uso de la opción de compra fijada por el club brasileño.
El pedido del técnico al presidente también incluirá un mediocampista de contención y otro delantero.
Durante este receso de invierno, Boca sumó al zaguero Santiago Vergini; al mediocampista Fernando Zuqui y los delanteros Walter Bou y Darío Benedetto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia