El austríaco Dominic Thiem y el español Nicolás Almagro avanzaron ayer a la final del ATP de Buenos Aires, certamen que forma parte de la gira sudamericana sobre polvo de ladrillo y se juega en el Buenos Aires Lawn Tenis, tras eliminar en semifinales al gran favorito Rafael Nadal, y al también ibérico David Ferrer, respectivamente.
Thiem, ubicado en el puesto 19 del ranking mundial, fue la gran estrella de la jornada con su victoria sobre Nadal (5), último campeón en Buenos Aires, por 6-4, 4-6 y 7-6 (7-4) en un partido de altísimo nivel tenístico que se definió por pequeños detalles y duró dos horas y 50 minutos.
Almagro (72), por su parte, campeón en Buenos Aires en 2011, se impuso sobre Ferrer (6) por 6-4 y 7-5 luego de una hora y 48 minutos de juego.
Thiem y Almagro se enfrentarán hoy desde las 14 en la cancha central Guillermo Vilas, con un historial entre ambos de apenas un solo partido, el que ganó este año el austríaco en el Abierto de Australia por 6-3, 6-1 y 6-3 en la segunda ronda. En encuentro será transmitido por TyC Sports.
El tenista nacido en Austria fue la gran estrella de la jornada, puesto que se recuperó de un momento en el que estuvo a punto de perder y con un tenis potente y ofensivo se dio el gran gusto de superar a Nadal.
Thiem, ganador de tres títulos de la ATP, todos el año pasado sobre polvo de ladrillo, en Niza, Umag y Gstaad, se llevó una justa victoria y dejó en claro que es un tenista muy bueno, completo desde el fondo de la cancha, sólido de derecha y de revés, con un servicio respetable.
En la segunda semifinal también hubo sorpresa porque Ferrer, tres veces ganador del Argentina Open -en 2012, 2013 y 2014- le había ganado al murciano Almagro los 15 partidos anteriores que habían jugado, incluidos dos en Buenos Aires, en 2012 y 2014.
Cabe destacar que Ferrer tuvo actividad doble ayer, ya que debió completar su partido de cuartos de final frente al uruguayo Pablo Cuevas, que había sido suspendido el viernes por la lluvia. Sin mucho resto físico, Ferrer hizo lo que pudo frente a Almagro pero terminó cayendo contra su compatriota.
Almagro mostró un muy buen nivel durante la semana, aunque habrá que ver si le alcanza ante Thiem, quien parece dispuesto a cortar con la hegemonía de los españoles en el ATP porteño, con siete títulos consecutivos desde 2009.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia