Tigre le apunta alto a 2015 de la mano del entrenador Gustavo Alfaro, que puso la mira bien arriba para tratar de alcanzar dos "sueños-contrataciones" aparentemente inaccesibles como las de Juan Román Riquelme y Daniel Montenegro.
Como ocurriera en su paso por San Lorenzo, cuando fue personalmente a buscar al uruguayo Paolo Montero y al paraguayo Saturnino Cardozo, a los que al final pudo incorporar, ahora Alfaro, con otra camiseta azulgrana y tres competencias por delante (campeonato local, Copas Argentina y Sudamericana), buscará armar un plantel competitivo.
Porque si bien será difícil luchar contra mayores presupuestos, en Victoria no dejan de soñar con Riquelme y Montenegro, aunque para solventar esos hipotéticos pases deberán acudir a ayuda económica externa.
Riquelme siempre estuvo cerca, por ser hincha del club, cada vez que como ahora va a quedar libre, y por su condición de vecino (vive en Don Torcuato).
Por Román también existiría un interés de Montreal Impact, de Canadá, que juega en la MLS estadounidense y cuenta en sus filas con el ex San Lorenzo Ignacio Piatti.
En cuanto al "Rolfi", la idea es esperar qué sucede con su situación en Independiente (no será tenido en cuenta por el técnico Jorge Almirón) y, en caso de que rescinda (tiene un año más de contrato), negociar su arribo, algo para lo que competirá con el Newell's de Américo Gallego, que ya lo dirigió en el "Rojo".
Otros nombres menos rutilantes que figuran en la nómina de pretendidas incorporaciones de "Lechuga" son los de Guillermo Burdisso, Mauro Obolo, Iván Pérez, Maximiliano Velázquez, Fabián Monserrat y Leandro González Pírez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia