Con toda la efectividad que no había tenido antes, Tigre vapuleó esta noche 5 a 0 a Atlético Tucumán en el estadio José Dellagiovanna y consiguió su primer triunfo en el torneo de la Primera División. En un encuentro de la zona 2 válido por la sexta fecha, el "Matador" abrió el marcador con un gol de Lucas Janson, a los 2 minutos del primer tiempo, después de aprovechar un yerro de Bruno Bianchi. Con la ventaja a su favor, el local tuvo espacios y, ayudado por un flojo rendimiento del adversario en defensa, amplió el marcador a través de Alexis Castro, que convirtió un triplete a los 26, 28 y 37 de la primera etapa. En el complemento, Carlos Luna cerró la goleada de cabeza a los 15 minutos. Tigre, que llegaba con su entrenador Mauro Camoranesi en la cuerda floja, consiguió su primera victoria con mucha holgura y en noventa minutos convirtió más veces que en todo el torneo. En la primera etapa, los jugadores se encargaron de no dejar dudas con su rendimiento y respaldar a su DT dentro del campo de juego. Es cierto que Atlético Tucumán tuvo bastante colaboración ya que defendió muy mal, pero también se debe remarcar la gran efectividad del local a la hora de terminar las jugadas. Casi desde el vestuario, Tigre se logró poner en ventaja: Bruno Bianchi cubrió mal una pelota, se enredó y Janson se la quitó y definió con mucha comodidad ante la salida de un desesperado Lucchetti. El "Matador" basó su juego en los ataques por las bandas con Castro por izquierda e Itabel por derecha, aunque este último fue reemplazo por Sebastián Rincón, que también tuvo facilidades para lastimar por ese sector. A ellos se le sumaron los precisos pases de Cirigliano en mitad de cancha y la movilidad de Luna y Janson para rotar por todo el frente de ataque. Luego de dilapidar tres opciones, en una ráfaga de dos minutos Tigre liquidó el pleito. Primero, Janson tomó un rebote luego de un mal rechazo de la defensa y colocó un preciso centro para que Castro tuviera que empujarla. Después, el propio Castro hizo aprovechó una avivada: estaba tirando en la puerta del área, como vio que nadie lo atendía y su equipo atacaba, se levantó y tras un pase de Janson definió al gol. Lo curioso es que, en la cuarta fecha, Nicolás Stefanelli, delantero de Defensa y Justicia, le hizo un gol muy parecido al "Matador". Encima, en una de las pocas que contó Atlético Tucumán, Javier García se mostró sólido para tapar un remate de Leandro González, el más peligroso de la visita cuando se proyectaba por izquierda. En el contragolpe, Rincón picó al vacío con mucha comodidad después de un preciso pase de Cirigliano para meter el centro ue derivó un nuevo tanto de Castro. En el complemento, Tigre no se relajó y, lejos de sacar el pie del acelerador, continuó yendo en busca de más goles. Sorprendentemente, Juan Manuel Azconzábal no realizó variantes al regresar al campo de juego a pesar de la mala imagen de la etapa inicial. El local continuó con la misma intensidad a la hora de buscar el gol y en quince minutos generó´tres chances claras. Luego de fallar las primeras dos, Luna (muy solo en el área) cabeceó una pelota tras un tiro libre bien ejecutado por Pittinari. Con este tanto, Tigre se dedicó a controlar el balón ante un rival que no supo cómo generar peligro y hasta pudo haber aumentado otra vez, de no haber sido por la falta de puntería de Rincón. Como para ratificar que no era su noche, Atlético Tucumán ni siquiera pudo llegar al descuento cuando Cristian Menéndez remató un tiro por encima del travesaño desde dentro del área chica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia