El estadounidense Timothy Bradley, quien enfrentará al filipino Manny Pacquiao el 9 de abril en Las Vegas, dejó vacante el título de la categoría welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).
Bradley debía realizar una defensa obligatoria ante el neoyorquino Sadam Ali -primero en el ranking welter OMB-, pero decidió aceptar una pelea ante Pacquiao, mientras que "agradeció" a la entidad con sede en San Juan de Puerto Rico.
Como respuesta, el titular del organismo, el puertorriqueño Francisco Valcárcel, dijo que "ya alistan un cinturón especial para la pelea del 9 de abril que deberán librar Bradley y Pacquiao en la MGM Grand Garden Arena".
En tanto, la OMB ordenó el combate entre Ali y el el californiano Jesse Vargas (cuarto en el ranking), para cubrir el vacante título welter, pelea que se disputará el 5 de marzo en Washington, D.C. en una velada organizada por Golden Boy Promotion.
"Como sabe, voy a estar peleando con Manny Pacquiao el 9 de abril en Las Vegas, Nevada. Aceptar esta pelea significa que no podré cumplir con mis obligaciones y debo olvidarme de pelear contra Sadam Ali, como ordenó la OMB", reza la carta que le envió Bradley a Valcárcel.
En tanto, el presidente de la OMB contestó: "Entendemos completamente su decisión y lo felicitamos por darle a los fans las mejores peleas posibles y hacer lo mejor para su carrera en esta importante coyuntura. Ha sido excepcional, honorable y leal campeón de peso superligero y welter, y las puertas de la OMB siempre estarán abiertas para usted".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia