Marcelo Tinelli, el candidato que buscará ocupar el lugar que hoy detenta su adversario Luis Segura como presidente de AFA en las elecciones de mañana, juzgó que desde "la muerte de Julio Grondona se agudizó el deterioro del fútbol argentino".
"Me empujan la pasión y las ganas, porque desde la muerte de Grondona el fútbol y la AFA están atravesando por una situación muy difícil", indicó Tinelli, quien buscará convertirse en el sucesor de Don Julio por la vía de los comicios, "porque el que no es elegido por los votos, pierde legitimidad".
"En AFA hay mucha gente que quiere un cambio, un régimen de premios y castigos, que se pueda ir a la cancha con tranquilidad y se conozcan los números de los contratos. Nosotros tenemos un gran equipo de trabajo para lograrlo, con mucha gente, y toda nuestra plataforma la volcamos hace 10 meses con un librito que se llama El Equipo de Todos", refirió a los medios de prensa.
Sus orígenes como periodista deportivo los utiliza con habilidad cuando se enfrenta a sus antiguos colegas, para remarcar que el "deterioro en el fútbol argentino se agudizó con la muerte de Grondona, que con su liderazgo conducía y logró hacer muchas cosas, a veces, simplemente levantando un teléfono".
"Si fuera por mí, por ejemplo, sacaría al tema arbitral de la órbita de la AFA. Y no es justo que los clubes que hacen bien las cosas en lo económico pierdan en la cancha con los que las hacen mal. Por eso, y tantas otras cosas, es que los 75 asambleístas tendrán mañana una gran responsabilidad, porque cada uno estará representando a mucha gente que tendrán detrás de ellos", puntualizó.
"Porque acá se necesitan dirigentes honestos y transparentes, para observar todos los contratos de AFA que en muchos casos están firmados hasta 2030", destacó.
Al involucrarse en el campeonato argentino, subrayó que la "competencia nacional no es previsible ni sustentable. Pero también hay que profesionalizar los distintos estamentos de la conducción".
"Por eso trataremos de controlar que esta sea una votación transparente, porque eso es lo que reclamamos para la AFA. Y después, si los asambleístas votan por convicción, digo los que me miraron a la cara durante toda la campaña, estoy convencido que vamos a ganar", refrendó.
"Es que lo que quiero es trabajar para que más allá de las rivalidades futbolísticas no haya que separar a unos de otros porque en los clásicos no pueden convivir dos hinchadas en un mismo escenario", reflejó.
El actual vicepresidente tercero de AFA y primero de San Lorenzo precisó que los "clubes argentinos tienen una deuda con AFA de 1.000 millones de pesos. Estamos en terapia intensiva. Por eso digo, ¿porqué no probamos con cambiar?"
"Y si nos toca ganar, voy a llamar a los mejores dirigentes. Porque lo que queremos es, también, jerarquizar a la selección nacional, porque tiene a Lionel Messi, así que en vez de 450.000 dólares debe valer 2.000.000 cuando salga a jugar amistosos", ejemplificó.
"Claro que para todo lo que pensamos hacer se necesita esfuerzo, dedicación y tiempo. Por eso, si gano las elecciones voy a cerrar mi programa de televisión en un día, para después estar en la AFA", advirtió.
Empresario de los medios y una de las figuras más populares del país, Tinelli ahora va por la AFA, y aunque el terreno por el que transita hasta llegar a la meta le es en buena parte conocido, los obstáculos a sortear no lo fueron tanto; en caso de alcanzar esta instancia histórica, serán otros de mayor envergadura los que deberá superar.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia