Hay cosas que se hablan y dicen únicamente off de récord, para no herir susceptibilidades, para evitar poner excusas, por eso desde el cuerpo técnico que encabeza el DT José María Bianco, se intenta tapar ciertas cosas que son "vox populis" desde la puerta del vestuario hacia adentro.
"Cuando el Chaucha (Bianco) quiso ajustar las clavijas en el aspecto físico, comenzaron a caerse los jugadores uno a uno, por eso sufrimos tantos desgarros y contracturas", le dijo a Alentandooo un hombre cercano al cuerpo técnico. Primero fue Rubén Mambrú Villarreal, después cayó Diego Bielkiewicz; más tarde tuvo problemas Mauricio Ocaño; también Daniel Ramasco, y el último caso es Franco Flores.

"Estas lesiones hizo que el preparador físico merme las cargas porque sino íbamos a llegar muy sobrecargados al final de la zona clasificatoria. Los bajones que uno observa por lo general en el segundo tiempo se debe a eso", señaló la misma fuente millonaria.
Por eso el Chaucha Bianco durante los últimos partidos cuidó y mucho a Pablo Motta, y la respuesta del jugador fue óptima ante Juventud Antoniana en el clásico, el zurdo jugó su mejor partido desde que llegó al albo. "Lo bueno es que la motivación y las ganas de alcanzar la clasificación está venciendo el cansancio de muchos. Yo lo único que te pude decir es que la pretemporada fue mala en el aspecto físico.
Ellos nunca te lo van a decir porque son 100 por ciento profesionales y no quieren poner excusas. Pero Rueda les dejó una bomba de tiempo", subrayó.

Gimnasia y Tiro llegará a la última fecha con grandes chances de clasificar al Tetradecagonal, depende de sí mismo, si el domingo le gana a San Lorenzo de Alem, de Catamarca, habrá conseguido el objetivo. Y esto es celebrado, en la intimidad del plantel y el cuerpo técnico, como un verdadero triunfo, porque debió jugar todas finales y sacó adelante un proceso que venía mal parido desde el principio. "Creo que si clasificamos Gimnasia y Tiro será cosa seria. A los rivales les va a costar mucho ganarnos. Las cosas van mejorando de apoco, todavía nos falta, pero a medida que pasen los partidos y los jugadores se sientan mejor todo va a mejorar".

Otro aspecto táctico mal trabajado desde un principio, pero claro que este va de la mano con el físico, entonces las exigencias se evalúan en igual medida. Aunque se ve un equipo mucho más disciplinado, más serio pese al poco tiempo de trabajo.
En el albo también todavía reniegan de aquellos tres puntos que se escaparon en La Rioja ante Andino, tres puntos que hoy le habrían posibilitado estar clasificados, y le hubiesen dado una semana de tranquilidad y siete días de recuperación total para el plantel.
El domingo Gimnasia tendrá su última final de la fase clasificatoria , si gana se festejará y mucho en la Vicente López.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia