"Todo cambia y todo sigue siempre igual.
Vendrá otro amanecer. Lo de hoy será de ayer.
Pues todo cambia y todo sigue siempre igual...".
El estribillo de una canción escrita por José Luis Rodríguez refleja fielmente el presente y pasado reciente de la Selección argentina, con tres finales perdidas, sin encontrar una identidad de juego y solo apelando a que lo individual sea mejor que lo colectivo.
La Selección argentina cambia de directores técnicos (desde Alejandro Sabella, Gerardo Martino y ahora Edgardo Bauza), pero no hay un recambio de jugadores ni de forma de jugar y los resultados siguen siendo los mismos.
¿Qué jugadores pensas que no d...

Esta Selección está formada por jugadores que no rinden lo mismo que en sus equipos y esto sucede hace mucho.
Ni Messi, llamado a estar entre los mejores jugadores de todos los tiempos, se salva de esta afirmación. En Barcelona es ídolo indiscutible, quizás porque juega en un equipo consolidado y con una idea clara de juego. Sergio Agüero es goleador y figura en Manchester City, pero en la Selección hace rato que no es desequilibrante. Lo mismo pasa con Ángel Di María, que lucha por volver a ser ese jugador que deslumbró al mundo y que hoy se empecina en salvarse con una jugada individual. Hasta el "semidios" Mascherano se equivoca seguido vistiendo la celeste y blanca. Quizás Edgardo Bauza tendría que cambiar de esquema y de intérpretes; total, ¿qué puede ser peor que empatar con Venezuela y Perú, de visitante, y perder con Ecuador de local?

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia