Las inundaciones que afectan a varias localidades de la provincia de Buenos Aires despertaron la preocupación, la ayuda y la solidaridad del mundo del fútbol, en parte por que en algunos casos los afectan directamente. El caso más emblemático es la inundación que afecta a la localidad de Luján y sus alrededores, que además llegó hasta Carlos Jáuregui, en donde el estadio de Flandria (llamado Carlos V)- quedó completamente bajo el agua. "Va a costar mucho recuperarse, estamos a mitad de campeonato. Va a ser difícil", reconoció el presidente de Flandria, Pablo Gatti en declaraciones radiales, graficando un poco el panorama desolador que afecta al estadio del "canario". Los clubes de diferentes categorías, básicamente los de Primera División, comenzaron a recolectar elementos para poder ser donados a las personas afectadas por las inundaciones. Por ese motivo, clubes como River, Racing, Independiente, Boca y San Lorenzo, entre otros, pusieron en acción acciones solidarias, en algunos casos con la colaboración de Red Solidaria.

Varios jugadores sufren por Salto
El delantero de Boca Andrés Chávez lamentó la difícil situación que se registra en su ciudad natal Salto, y explicó que su cuñado que es bombero está "desesperado" por que estuvo evacuando muchos vecinos, ante la crecida del agua. "Mi familia y la de Marcelo (Meli) está lejos del alcance del río, pero tengo muchos conocidos perjudicados", reveló el delantero. En ese sentido, el zurdo delantero explicó que estuvo el fin de semana en Salto, pero debió volverse debido a que la Ruta 7 sufre cortes en algunos sectores por el avance del agua. "Personalmente nunca me había tocado vivir algo así en mi pueblo. Vi inundaciones, pero no así. Es algo terrible, mucha gente está complicada", comentó en declaraciones a Radio La Red. Chávez agradeció a Boca por que a través de su departamento social comenzó una campaña de ayuda a los damnificados y agregó: "uno tiene que esperar que pasen estas cosas para preguntarse por qué pasan, pero ahora lo único que quiero es que pare un poco, que ceda el agua. Ver el balneario, los parques que se disfrutan en verano y las casas bajo el agua es algo increíble". En la ciudad de Salto cerca de 3.000 personas se vieron afectadas por el avance de las aguas, y en ese sentido el mediocampista de Estudiantes, Israel Damonte, quien también es oriundo de Salto y tiene familia ahí dijo: "el problema de la inundación es el después, lo que queda". "Mi familia es de Salto, esta inundación es la mas grande de los últimos años", sostuvo en declaraciones radiales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia