A pesar del "tropiezo" en la vía pública, porque al expresidente de Juventud Antoniana Rubén González lo encontraron dormido y alcoholizado en su auto en la mañana del viernes camino a San Lorenzo, manifestó su firme intención de presentarse como candidato a presidente de la Liga Salteña de Fútbol en la asamblea prevista para fines de marzo.
González, antes de abordar a pleno con El Tribuno su deseo de llegar a la presidencia de la entidad madre del balompié salteño, aclaró sobre el incidente en el que se lo involucra que en el test de alcoholemia arrojó como resultado 1,3 grados de alcohol. "Para nada me va a afectar esta situación. Fue un hecho distinto. Yo estaba durmiendo, me tocan la ventanilla y me despiertan. Me piden papeles, nada más. No estaba conduciendo. Le puede pasar a cualquiera. Estaba descompuesto y me estacione a dormir y no sé cuál es el problema. Voy a tener que hacer la denuncia contra los oficiales Lamas y Pérez para clarificar el tema, porque fui privado de libertad por unos 30 minutos, exigiéndome varias cosas y con insinuaciones que no vienen al caso. Presenté el carné de conducir, tenía la fotocopia del titulo de automotor por los trámites de extravío. Pero no pueden retenerme ilegalmente. Incluso no me negué a hacer el test", declaró Rubén González
Con respecto a su deseo de ocupar el sillón presidencial de la Liga, González dijo: "Yo planteo una cosa y quiero hacerla sencilla: un debate entre los candidatos a presidente. Si quiere ser presidente Cáceres, bueno, listo. Si quiere ser Blanca Chacón Dorr, listo; quiere ser Adolfo Resina, listo. Que todos los candidatos nos sentemos en una mesa de debate y expongamos cada uno nuestra idea. Es lo más sano. Habrá acta compromiso y está todo bien, pero debatamos los temas. Y busquemos un fútbol mejor y un candidato que en la mesa se comprometa a sacar esto adelante. Están más de los mismos, con una liga rica y los clubes pobres, esa es la realidad".
En cuanto al cambio que propone González, sostuvo: "Primera hay que hacer un gran trabajo en materia de divisiones inferiores, que lo están padeciendo todos los clubes. En forma directa se ven perjudicados Juventud, Gimnasia, Central Norte, Mitre, San Antonio. Con un plan de trabajo a largo plazo, comenzando ahora, la Liga tiene que dar el primer empujón. La Liga no solamente tiene que ser un ente recaudador de dinero, como lo está haciendo hoy a través de un bingo que la tiene bien posicionada, sino que tiene que ser un ente que trabaje para los clubes en la formación de futuros jugadores en sus respectivas instituciones".
En el final el exdirectivo del santo analizó: "El fútbol salteño está en crisis. Y prueba de ellos es que los equipos que compiten en el Federal A, como Juventud Antoniana y Gimnasia y Tiro; Central Norte, en el Federal B, por citar algunos, por años venimos postrados. Creo que hay que darle un golpe de timón. Desde la Liga se pueden hacer muchas gestiones para que junto a los clubes trabajemos por ascensos, porque realmente Salta lo necesita".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia