Leandro Zárate evitó referirse a lo que puede depararle su futuro en Gimnasia. Además, bancó a sus compañeros tras el pálido empate con Roca que provocó malestar en los hinchas. “Sinceramente, lo que más me preocupa es mi estado físico, mi salud. A mi tema contractual lo analizaré con el tiempo. No pude ir a la cancha porque tuve un inconveniente familiar. Mis compañeros están tristes porque no pudieron ganar, pero yo estoy con ellos. Hablé con ellos de que hay que seguir trabajando con la misma humildad y pelear hasta el final, no todo está perdido”, dijo la Chancha.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia