Cayeron, se rehabilitaron y recuperaron la ansiada libertad. En medio del camino, Ezequiel Segundo y Diego Vidaurre eligieron el boxeo como deporte. La vida les contó hasta ocho, pero la cuenta nunca llegó a diez y hoy viven una nueva etapa que mezcla el trabajo, el boxeo y la readaptación a la sociedad.
Ezequiel recuperó la libertad hace poco más de un mes. Y, de a poco, va adaptándose a su nueva vida, lejos de las rejas y horarios programados. Actualmente, trabaja en la Cooperadora Asistencial de nuestra ciudad y entrena tres veces por día junto a Claudio Tula para su primera pelea profesional que será mañana ante el experimentado Marcos Príncipe Rivera, en el Club San Martín.
"Hay situaciones a las que me cuesta adaptarme después de salir de la cárcel. Días atrás cobre mi primer sueldo y tuve que ir al banco y no sabía donde tenía que ir o qué trámites hacer", reconoció Segundo, tras haber cumplido una pena de cinco años por robo.
Su experiencia de vida sirve para que quienes cometieron errores al igual que él puedan recuperarse a través del deporte u otras actividades. "Después de que recuperé la libertad me llevaron a dar una charla a la comisaría del menor. Y al estar frente a ellos me di cuenta de que alguna vez yo estuve del otro lado por la drogadicción y el delito. Hoy mi vida es diferente, estoy rodeado de gente que me quiere y mantengo la humildad ante todo", señaló Ezequiel, que hoy vive con su tío en una vivienda del barrio Miguel Aráoz.
Sobre la pelea de mañana, sostuvo: "Vengo trabajando muy bien con mi equipo. Será una pelea difícil, pero yo saldré a hacer lo mío que es utilizar mucho la derecha".
La cartelera de la velada también ofrecía la presentación de Diego "Terremoto" Vidaurre, el otro boxeador surgido de la escuela Carlos Monzón del penal del penal de Villa Las Rosas, pero su rival se lesionó y esta vez no será de la partida.
Vidaurre hoy disfruta de la libertad vigilada; trabaja en la planta hormigonera de la Municipalidad, de 17 a 19.30. A las 20, debe estar en el penal para dormir allí; esta rutina se repetirá por un mes más, ya que cumplido ese tiempo gozará de la libertad condicional.
Cabe destacar que Segundo y Vidaurre ya obtuvieron logros importantes en el deporte de los puños. Ezequiel fue considerado el año pasado como uno de los mejores amateurs del país y Diego llegó a ser campeón argentino.

Jornada de pesaje en la CMB

Realizada la presentación de la velada, ahora es el turno del pesaje para la pelea. Esta tarde, desde las 17, Marcos Rivera y Ezequiel Segundo pasarán por la balanza en la sede de la Comisión Municipal de Boxeo (Ayacucho 76). Cabe destacar que se pactó un peso máximo de 70,500 kg.
Además del combate de fondo, habrá seis peleas amateurs como preliminares. El festival boxístico se pondrá en marcha a las 22.30; el combate entre Rivera y Segundo se iniciará a las 0.30 del sábado.
Las entradas se venderán en la boletería del Club San Martín, desde las 20. El valor de la popular será de $60 y la platea costará $100.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia