Gabriel Minadeo asumió ayer por segunda vez en su carrera como entrenador de Las Leonas, luego de la desprolija salida de Santiago Capurro, quien fue despedido por la dirigencia de la Confederación Argentina de Hockey sobre Césped (CAH).
Este cambio significó un nuevo giro a menos de dos meses de la final de la Liga Mundial de Rosario y a diez de Río 2016, donde Las Leonas ya están clasificadas para buscar su quinta medalla olímpica consecutiva.
El miércoles, Santiago Capurro dejó de ser el técnico, ayer pasó a formalizar su salida por la Confederación Argentina de Hockey y en su lugar asumió Gabriel Minadeo, que se desempeñaba como una suerte de coordinador general, aunque con mucha injerencia en el armado del equipo.
El final de Capurro se precipitó con la derrota en la definición de los Juegos Panamericanos de Toronto ante los Estados Unidos. Allí, en medio de las lágrimas del plantel, se escabulló la chance de colgarse la medalla dorada y la grieta se abrió aún más entre el DT y las jugadoras.
Lo cierto es que Capurro no pudo entrar en el corazón del grupo, aún habiendo ganado el Champions Trophy de Mendoza, a fines de 2014, que significó el retiro definitivo de Luciana Aymar.
Esa salida fue desencadenando renuncias, entre ellas las de Rosario Luchetti y Silvina D' Elía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia