Si ayer con el octavo puesto en la general Kevin Benavides fue catalogado como la revelación de este rally Dakar, hoy ya es más que una promesa, porque el salteño terminó segundo a solo 26 segundo de Joan Barreda Bort y se ubicó en tercer lugar de la general, siendo por lejos el mejor argentino en motos.

Su llegada en la etapa 3 se produjo antes de las 12 y desde el mediodía viaja a paso lento por enlace hasta Jujuy, donde aprovecha para saludar al público que fue en multitud a recibirlo.

Apenas llegó al final de esta etapa, Kevin se mostró muy contento. A su equipo le comentó que "me divertí mucho, vine tranquilo". También saludó a quienes se acercaron al tramo de competencia y apenas arribado a Rosario de la Frontera, una avalancha de personas fue a saludarlo y a tomarse fotos con él.

"Fueron muchos amigos a verlo y está muy contento", dijo su hermano Luciano a El Tribuno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia