El escolta de 1,93 metros de altura Rodrigo Exequiel Haag es uno de los jugadores que llegaron a Salta Basket de cara a la próxima temporada del Torneo Nacional de Ascenso (TNA). Dentro de la disciplina desarrolló sus primeras armas en Unión Santo Tomé, de Santa Fe, tiene 21 años y a pesar de su corta edad ya cuenta con una carrera importante. Contento de haberse sumado a los infernales, el escolta espera tener una gran temporada que ayude al equipo a consolidarse en la segunda categoría del básquet argentino. En lo personal, espera seguir creciendo como jugador.
Haag volverá a competir en el TNA luego de su exitoso paso por Unión de Santa Fe hace dos temporadas atrás. Después de esa buena temporada 2014/2015 fue contratado nada menos que por el campeón de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB), Quimsa de Santiago del Estero, para afrontar la temporada 2015/2016.
Haber bajado una categoría no lo impacienta, al contrario es consciente de que junto al equipo de Ricardo De Cecco podrá sumar minutos de juego y mostrar de lo que es capaz con la naranja en sus manos.
"Me parece que el tema de la edad es fundamental, de hecho en la Liga A son muy pocos los que están jugando. Entonces, en parte eso me ayudó a tomar la decisión de bajar de categoría, tener un poco más de protagonismo, sumar minutos y tener roce", expresó Rodrigo Haag.
El escolta es conocido por los entrenadores del equipo salteño, Ricardo De Cecco (entrenador en jefe) y Sebastián Saborido (asistente técnico). El primero tiene un conocimiento acabado y profundo del básquet santafesino y su asistente dirigió a Haag en el último certamen Argentino de selecciones. "Gracias a Dios se dio que conozco a Ricardo y a Seba y pude llegar a Salta", afirmó uno de los refuerzos.
En su regreso al TNA dijo: "El objetivo es tener protagonismo y sumar minutos de juego, ayudar en lo que pueda al equipo y por supuesto seguir formándome como jugador. Trataremos de poner a Salta Basket en lo más alto, con toda la responsabilidad que eso significa". El hecho de conocerse con el resto de los jugadores santafesinos hace que el equipo "tenga un plus", señala Haag. "Creo que es una cuestión que suma para el equipo, muchas veces al comenzar una temporada los grupos tienen que tener un tiempo de adaptación, en nuestro caso me parece es distinto. Cuando a todos les lleva un paso conocerse nosotros tenemos ese plus, a eso hay que sumarle la buena onda de los chicos que estaban y la gente de acá que nos recibió de la mejor manera", dijo.
Conocedor de la categoría, Haag considera: "El TNA es un poco más duro que la Liga A, se permiten un poco más los roces físicos. Para los jóvenes sirve y mucho. El TNA es una categoría muy profesional que ayuda a la competencia y la formación de todos los equipos. Hay buena calidad de jugadores y es una competencia muy difícil".
Si bien el básquet es su pasión, afuera de ese universo Rodrigo Haag se inclina por la pesca. "Es algo que me relaja y me saca del ambiente del básquet por un rato. Fuera del básquet y la pesca, me gusta mirar películas o series, salir a compartir algo con los compañeros que también son amigos", apuntó el escolta y refuerzo de los infernales.
Los otros jugadores que llegaron a Salta Basket son Nicolás Copello, Joaquín Fabián Giordana, Alejandro Zurbringgen, Nicolás Crauzas, Iván Vicentín y Joel McIntosh.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia