Corría el minuto 95, el partido estaba igualado a dos goles cuando Costa Rica anotó uno más, mediante la jugadora Daphne Melissa Herrera. Luego del gol, las jugadoras ticas salieron a festejar, menos una de ellas, que recibió una patada de una futbolista del seleccionado vinotinto y allí se armó la hecatombe.

Embed

Luego de las trompadas, patadas y empujones, Venezuela sufrió tres expulsadas (la arquera Maleike Pacheco, Alexyar Cañas y Rodríguez); mientras que por Costa Rica vieron la roja solo dos (Carol Sánchez y Herrera).



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia