La Justicia porteña condenó a tres días de arresto en la cárcel contravencional de esta ciudad a un hombre que maniobró un dron en la cancha de Nueva Chicago, por haber puesto "en riesgo la integridad física tanto de los jugadores, como del personal de prensa y demás personas que se encontraban en el campo de juego". Fuentes judiciales informaron a la agencia NA que la medida recayó sobre Daniel Alejandro Mases, quien fue sometido a un "juicio abreviado" y se le dictó la condena.
El imputado reconoció su responsabilidad en el hecho, y junto con la condena se le fijó la prohibición de concurrir por el término de cuatro meses a todo estadio situado en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires.
El imputado voló un dron de plástico, color blanco, marca Phantom sobre el campo de juego de Nueva Chicago. Según se acreditó, el imputado voló el dron "mediante el uso de un control remoto cuando se encontraba ubicado en el sector de la tribuna visitante".
"Esta condena es la primera sanción efectiva de arresto que se relaciona con la utilización de un dron en un estadio de futbol, llegándose a ella mediante el rápido accionar de la Policía Federal que detecto el dispositivo aéreo y pudo dar con el responsable del ilícito", señaló el fiscal Lapadú.
El artículo 99 del código Contravencional establece que "quien afecta el normal desarrollo de un espectáculo masivo, de carácter artístico o deportivo, que se realiza en un lugar público o privado de acceso público, es sancionado/a con multa de 600 a 2.000 pesos o de tres a 10 días de arresto".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia