Las Leonas dejaron ayer el corazón en la cancha, vencieron a Holanda por 2-1 en la agonía del partido y avanzaron a la final del Champions Trophy, que se está desarrollando en Mendoza.
La ilusión de ver a Luciana Aymar cerrar su campaña con una medalla de oro en el cuello sigue latiendo después de 60 minutos dramáticos en los que el equipo naranja generó más situaciones de gol que las chicas albicelestes.
Pero se encontraron con una impresionante actuación de Belén Succi, que salvó una y otra vez su valla y mantuvo al equipo argentino con vida hasta que, a 42 segundos del final, Carla Rebecchi le puso su firma al triunfo argentino.
Previamente, Lidewij Welten había abierto el marcador a los 14 minutos del primer tiempo, cuando las europeas eran superiores dentro del campo de juego.
La reacción llegó en el inicio tercer cuarto, cuando Silvina D'Elía, de córner corto, equilibró las cosas. Y terminó de consumarse en el cierre del partido, desatando la algarabía de los más de 5.000 espectadores que colmaron el estadio mendocino.
Hoy, a partir de las 19, cuando se enfrenten a Australia, este grupo de aguerridas jugadoras tratará de escalar el último peldaño y regalarle a la principal figura del hockey argentino una nueva medalla dorada, esa que merece para ponerle fin del mejor modo a una carrera excepcional.
Como no había ocurrido en el resto del torneo, Holanda salió a buscar el partido de movida y en tres minutos generó otras tantas situaciones claras de gol.
Recién ahí pudieron salir del asedio unas sorprendidas Leonas y gracias a la habilidad de Carla Rebecchi lograron un córner corto, que arrastró ella misma y se fue muy cerca.
De ahí hasta el final del cuarto el encuentro se equilibró. Lo tuvo Delfina Merino pero elevó su remate a dos minutos del final. En cambio, del otro lado Welten no falló y abrió el marcador después de que Succi, en esa misma acción, salvase su arco en tres ocasiones.
El segundo cuarto fue disputado y cambió la actitud del equipo argentino en el tercer cuarto y a los pocos segundos eso se vio reflejado en el marcador. Una infracción sobre Delfina Merino derivó en el segundo córner corto para las albicelestes y D'Elía, con una barrida precisa, igualó el marcador.
Y a 42 segundos del final llegó el desahogo. Tras una gran jugada de Luchetti por izquierda y un disparo mordido de Sánchez Moccia, Rebecchi tomó el rebote de la arquera holandesa y desató le delirio.
Hoy, Las Leonas deberán dar el último esfuerzo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia