Con mucha facilidad y encima con la ayuda del árbitro, Argentina le ganó ayer 2 a 0 a Bolivia en el estadio Mario Alberto Kempes, y quedó a 2 puntos de los líderes Uruguay y Ecuador, con seis fechas disputadas de las eliminatorias rumbo a Rusia 2018.
Los goles del encuentro fueron convertidos en el primer tiempo por Gabriel Mercado, a los 19 minutos, y Lionel Messi, de penal a los 29.
El segundo tanto fue un regalo del venezolano Jesús Valenzuela Sáez, quien cobró una inexistente falta de Ronald Eguino sobre Ever Banega dentro del área.

Gol de Gabriel Mercado, Argentina 1- 0 Bolivia
Embed

Gol de Messi, de penal Argentina 2-0 Bolivia
Embed

De la mano de Messi, Argentina fue muy efectivo en los 45 minutos iniciales y, a pesar de que lo mejor a nivel generación de juego se vio en el complemento, el resultado no fue más abultado por la falta de precisión en la terminación de las jugadas.
Si bien estéticamente no lució bien, la pelota rodó a la perfección en un campo de juego que estuvo muy cuestionado en la previa. Y para explicar el trámite del encuentro, basta con graficar que en menos de quince segundos (sí, menos de quince segundos) Argentina tuvo dos chances claras para marcar en una misma jugada.

Embed

Luego de sacar del medio, Eguino quiso tirar un pelotazo, pero Di María se la robó hasta quedar mano a mano con Lampe, que contuvo su tiro, y en el rebote Banega estrelló un tiro en el travesaño.
Argentina tuvo siempre la pelota, manejó los hilos del partido y la hizo circular con mucha facilidad para que aparecieran los espacios.

Embed

Bolivia se defendió con sus diez futbolistas en el propio campo, pero en muchas ocasiones ocuparon posiciones sin formar un bloque.
Así las cosas, la selección conducida por Gerardo Martino no tuvo que esforzarse demasiado para lastimar.
De hecho, le bastaron algunas buenas apariciones de Messi, el empuje de Mercado y algunos interesantes movimientos de Higuaín.
En el complemento, Argentina trató de utilizar el ancho del campo de juego y movió el balón con paciencia para llegar a posición de gol con varios futbolistas. Siempre con Messi como abanderado, La Selección estuvo cerca del tercer tanto pero nunca lo consiguió por la falta de definición.
Embed



¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia