Tras un duro inicio en la segunda fase del Regional del NOA, Universitario de esta ciudad se encontró con la victoria ayer, nada menos que en Tucumán, ante Cardenales, por 30 a 26.
Si bien la U fue un justo ganador y estuvo al frente durante casi todo el partido, el final se disputó con el cuchillo entre los dientes, pero el equipo de la zona norte pudo sostenerlo y se trajo los cuatro puntos a Salta.
Con un 3-0 abajo, por el rápido penal convertido por "nales", los verdes no se quedaron y enseguida empataron, para luego pasar al frente con un buen try de Diego González. Los locales respondieron y el primer tiempo se cerró en 17 a 13 para los salteños.
En el complemento nuevamente la iniciativa fue para el conjunto salteño, que a través de Martín Núñez consiguió aumentar la diferencia con un try y conversión, pero de nuevo los tucumanos replicaron y a tras un nuevo penal de Núñez, la U lo ganaba 27 a 23 en la mitad de ese período.
Juan Pablo Rodríguez, del equipo local, puso suspenso con su penal convertido a falta de 10 minutos, porque la diferencia quedó en una unidad para los visitantes, pero llegó nuevamente Tín Núñez para patear a los palos, convertir y estirar la diferencia a cuatro puntos.
Después fueron varios minutos a pura resistencia para los verdes, quienes festejaron cuando sonó la chicharra y tiraron la pelota a las nubes.

No pudo pararlo

Definitivamente, Tucumán Rugby es imparable y lo demostró ayer al derrotar sin inconvenientes al Jockey Club, en la rotonda de Limache, y así continuar su invicto en el torneo Regional del NOA.
La victoria por 41 a 7 por la segunda fecha del Súper 8, además de haber sido justa dio la sensación de que los visitantes hicieron precio, porque jamás pisaron el acelerador a fondo en una tarde fría y, de esta manera, el Jockey no pudo ser más que un testigo de un equipo que seguramente llegará al Nacional de Clubes.
Los albirrojos no fueron los únicos testigos del poderío que tiene el puntero absoluto, también lo fue la referí sanjuanina Amelia Zavalla, quien acompañó a Santiago Pérez Arguelles para impartir justicia.
Esta asistente dirige desde marzo de 2014, cuando se convirtió oficialmente en árbitro, tras haber sido entrenadora e hincha de la ovalada.
Si bien es común que los conjuntos de rugby, a diferencia de otras disciplinas, no se quejen del arbitraje aunque los haya polémicos, hay que destacar que tampoco hubo necesidad ni de un murmullo, porque la labor de los jueces fue impecable.
En cuanto al juego, el resultado está más que claro. Tucumán Rugby dominó de principio a fin y los albirrojos solo pudieron descontar a través de un try penal, más la conversión de Santiago Larrieu. Después, solo hubo empuje y mucho corazón, pero nada pudo vulnerar la defensa de los visitantes.
Tucumán Rugby hizo cuatro tries y la misma cantidad de conversiones, más dos penales en la primera etapa y se fue ganando 34 a 7.
Para el complemento, en un encuentro ya liquidado, los tucumanos bajaron dos cambios y solo anotaron un try y la conversión para cerrar el tanteador en 41 a 7. El Jockey intentó, pero jamás pudo achicar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia