Gimnasia y Tiro conmemoró ayer su 113º aniversario de vida con modestas conmemoraciones y con un banderazo autoconvocado de fieles hinchas y socios que fue, en parte, condicionado por la lluvia que azotó anoche a la ciudad de Salta. Una cena entre dirigentes, socios y exdirectivos fue la única celebración oficial en la noche del sábado, aunque para el 5 de diciembre está prevista la cena de los deportistas en la que tradicionalmente se reconocen a los que dan vida y motorizan al club destacándose en las distintas disciplinas. Pero particularmente este aniversario del albo tuvo una especial connotación emocional. Con el hashtag #Felices113AñosViejoyGlorioso, los hinchas inundaron las redes sociales con augurios y deseos de fe para la bisagra institucional que se viene, en la cual el socio volverá a votar tras largos 15 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia