"Idiota", "hijo de puta", "no me toquéis los cojones", dijo el arquero del Sporting, "Pichu" Cuéllar, fuera de sí, a un periodista en plena conferencia de prensa.
El periodista había publicado en la previa del partido entre Sporting y el Deportivo La Coruña unas imágenes en las que el arquero miraba fijo a la hinchada rival. El medio interpretó esto como una provocación; en realidad, Cuéllar tenía la vista en un hincha que estaba sufriendo un ataque de epilepsia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia