Los jugadores de Mitre se enfrentaron a todo, no solamente en lo deportivo. Sacando pecho en la revancha frente a Central Norte con dos hombres menos y soportaron cuestiones institucionales, problemas económicos que tuvo el plantel a lo largo del certamen con meses sin cobrar; entrenando en lugares públicos (como en Campo de la Cruz), cuando su estadio no contaba con agua. Eso tocó el orgullo de este gran plantel de Mitre, desde el jugador más experimentado hasta el juvenil promovido a Primera. Todos eran uno solo, peleando hasta el final y ante la adversidad, no hay nada que reprocharle a este equipo, si bien los hinchas están dolidos por esta eliminación deben sentirse orgullosos de este plantel que mantuvo viva la ilusión hasta el último minuto del partido ante el cuervo. De pié señores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia