Racing terminó su sueño en la Copa Libertadores en Belo Horizonte.
Más allá del encontronazo de la Policía brasileña reprimiendo a los simpatizantes argentinos y la eliminación de los comandados por Facundo Sava, un lamentable accionar acaparó la atención de la prensa internacional.
El protagonista de la escena es Juan Carlos Gambandé, entrenador de arqueros del cuadro de Avellaneda. Una vez finalizado el pleito, en pleno campo de juego del Estadio Independencia, hizo ademanes racistas contra los torcedores del Atlético Mineiro, al simular pelar y comer una banana.
Esto podría traer dolores de cabeza en Racing, ya que la Conmebol suele tomar cartas en el asunto cuando salen a la luz esta clase de sucesos.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia