Una mañana perfecta, con el morro Corcovado de fondo y sin viento en la Laguna Rodrigo de Freitas, fue el escenario para un auspicioso comienzo de la Argentina en las competencias de remo en los Juegos Olímpicos, con la clasificación del chubutense Brian Rosso en la categoría de single scull.
Rosso, de 28 años, obtuvo el tercer lugar en su carrera, con un tiempo de 7:22.69, después de los atletas de Bélgica, Hannes Obreno (7:09:.06) y de Polonia, Natan Wegrzycki-Szymczyk (7:12.43).
Se trató de la primera participación de Rosso en unos Juegos Olímpicos, luego de ganar este año la medalla de plata en el Campeonato Sudamericano de Curauma en la misma categoría, y dos de bronce en single y en cuádrule en los Juegos Panamericanos de Toronto, en 2015. Anteriormente, el argentino se había llevado el oro en single en los Juegos Sudamericanos de Santiago, en 2014, y también en single y doble en el Campeonato Sudamericano de Río de Janeiro de 2013.
Pese al poco público en las tribunas de la Lagoa, Rosso tuvo una colorida y ruidosa hinchada a cargo de los marplatenses Andrés Grosso y Martín Leguizamón, ambos de 25 años, quienes sacrificaron anoche los festejos tras la ceremonia de apertura de los Juegos en el estadio Maracaná para poder estar esta mañana alentando al atleta argentino.
'Teníamos que estar acá temprano, así que dejamos la 'fan-fest' donde vimos la transmisión, en Porto Maravilha, que estaba lleno de gente, muy divertido', contó Grosso.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia