Otra vez se renuevan las ilusiones. El fútbol salteño creció mucho desde 2012 hasta ahora, ya que le permitió a Mitre, River de Embarcación, Chicoana, Unión Güemes, Libertad de Campo Santo, Tabacal, Camioneros Argentinos, Progreso de Rosario de la Frontera e Independiente de Hipólito Yrigoyen llegar al Torneo Argentino B, al actual Federal B.
De estos equipos solo River de Embarcación, Libertad y Unión Güemes descendieron, los demás mantuvieron la categoría. Pero Salta todavía no se conforma y quiere más representantes en este Federal B. Por eso, desde el 25 de enero, veinte equipos salteños irán en búsqueda de uno de los siete ascensos.
Esta vez será un camino más difícil en comparación con el año pasado, cuando el TDI (ahora Federal C) otorgaba treinta ascensos y solo había que superar tres play-offs luego de salir de la fase de grupos.
Y también será un camino más costoso porque este año organizar un partido de local costará entre 15 y 20 mil pesos, de acuerdo a cálculos aproximados.
En cuanto a los gastos de traslado, en la mayoría de los casos serán bajos por la cercanía geográfica. Excepto a Río Dorado de Saravia que deberá viajar a Monte Quemado, recorriendo casi 300 km. Lo mismo ocurrirá con San Antonio y Unión si es que Newell’s (Tartagal) o Ferroviario (Pichanal) clasifican por la plaza de la Federación. Entonces el viaje costará 10 mil pesos aproximadamente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia