El partidazo que hizo Messi frente a Colombia y que tanto necesitábamos, lo empañó el propio Messi con un comunicado infantil, revanchista y soberbio. Fue una jugada maestra, eso sí, porque le dieron el micrófono a Lionel, se escudaron con él, el único intocable de una generación que cada vez convence menos y que sigue haciendo papelones. La disfrazaron, marcaron la cancha coartando el derecho de trabajar y tratando de meterle una mordaza gigante a la prensa que, en su gran mayoría, sigue siendo responsable. Dicen que también fue por solidaridad a Lavezzi, quien fue acusado de fumar marihuana en el vestuario, pero en realidad es una excusa más que el propio Messi se encargó de aclarar: "Recibimos muchas acusaciones y faltas de respeto, lo de Lavezzi es muy grave".
¿Qué te pareció la actuación d...
Además de darle entidad a un periodista desbocado, desubicado mal por cierto, los jugadores de la Selección le están pifiando con poco tacto y cero tolerancia a la crítica. Si ellos, tipos profesionales que viven en un mundo de reyes, de la elite del fútbol no saben asimilar los malos comentarios productos de sus flojas actuaciones, si no saben distinguir quién y cómo se las dice, si se prenden en el pelotudeo eterno que convive con la información seria en las redes sociales, no están a la altura de una Selección argentina o no están entiendo nada de qué se trata esto. Si jugaron mal, se las tienen que bancar.
Y se distancian más de la gente como lo hicieron en San Juan cuando dejaron con las ganas a cientos de sanjuaninos sin saludar. ¿Por qué? ¿Acaso fue el hincha acusó a Lavezzi con el porro? ¿acaso la gente no tiene el derecho de pedir el cambio, los periodistas tampoco? ¿no puede cansarse de Higuaín, de Agüero o de Di María?
El comunicado que dio Messi, con Lavezzi y Mascherano bien cerca suyo, además de ser una demostración de soberbia, es injustificable e irracional. Si la Selección viene jugando mal, si se comieron un baile contra Brasil ¿la prensa debía elogiarlos? Si con el mejor del mundo estamos colgando en la tabla, agarrándonos fuerte para no caer y quedarnos sin Mundial, ¿qué pretenden los jugadores que se informe?
Solo buscaron el momento justo, la excusa perfecta y un interlocutor de lujo para sacarse de encima la responsabilidad de dar la cara siempre, en las buenas y en las malas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial


Gonchi
Gonchi · Hace 23 días

Enrique, lejos estoy de defender a esta camada de jugadores, pero el tema jugadores-prensa sólo les importa a ustedes los periodistas. Como tantas otras cosas. Ustedes creen que son los intermediarios entre el jugador y el hincha, y al hincha sólo le interesa si el equipo juega bien o mal. Ahora son todos carmelitas descalzas que quieren despegarse de lo que dijo Anello pero viven extorsionando para obtener notas. Así que ahora que no pueden escribir 5 mil caracteres de las interesantísimas declaraciones de un jugador, piensen en algo original y generen un poco de contenido serio.

Comentá esta noticia