Inigualable. Fue un domingo tremendamente emocionante para los argentinos amantes del tenis, un día festivo para el hincha en general.
Un grupo de salteños, vinculados en su mayoría con el Sporting Club, tuvo el privilegio de disfrutar la final en el Arena Zagreb.
Nicolás Cornejo Costas, Carlos de los Ríos (padre e hijo), Miguel Hadad y Pablo Goytia, con Jorge Farjat y el "Chato" Reston, fueron una parte de la gran hinchada que tuvo Argentina en Croacia. Los comprovincianos contaron las sensaciones de la gran definición, además de reiterar el agradecimiento al presidente de la Asociación Salteña de Tenis, Jorge Vázquez, que gestionó las entradas para decir presente en la final.
"Todos lloramos, esta Copa la peleamos desde abajo con un equipo que no le sobra nada", dijo Nicolás en diálogo con El Tribuno, desde Zagreb. "Cuando decidimos venir fue para compañar al equipo argentino pero también teníamos fe. Y fue un momento histórico que será contado a nuestros hijos, para un fanático del tenis esto es lo que mejor que puede pasar".
Los representantes de estas tierras se mezclaron con los 4.000 hinchas que alentaron desde el viernes y transmitieron sus emociones con sus cámaras.
El "dale campeón, dale campeón" fue el hit que cerró la tarde, al igual que el "Oh, Argentina, es un sentimiento, no puedo parar", revoleando remeras, banderas y bufandas por sobre las cabezas, lo que daba una coreografía celeste y blanca muy particular, inédita en la Davis.
Los croatas, muy respetuosos, aplaudieron a los argentinos mientras daban la vuelta olímpica y también en el momento de mayor éxtasis, cuando el capitán y los cuatro integrantes del equipo besaron la Ensaladera de Plata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia