No lo pueden creer. Todavía dura el asombro de la gran victoria adolescente australiano Thanasi Kokkinakis tras derrotar horas atrás al argentino Juan Mónaco por 6-2, 5-7, 7-6 (7/5) en tercera ronda del torneo de Indian Wells.
Kokkomakis, de origen griego como el otro talentoso tenista australiano Nick Kyrgios, dominó con su potencia y agresividad a Mónaco, número 48 a nivel mundial.
También demostró una gran madurez cuando en el segundo set, con 5-4 a su favor, no apeló la decisión del árbitro en el punto que podría haberle dado el partido, sobre una bola de Mónaco que se fue de largo y fue llamada como buena.
Ello le costó el set y la extensión a una tercera manga, donde impuso su mejor saque. Kokk, como le llaman en el circuito, colocó ocho aces en el partido.
Kokkinakis, que recibió una invitación para participar en este torneo, podría terminar enfrentar en la próxima ronda a su compatriota Bernard Tomic o el español David Ferrer.
El número 124 del mundo tuvo su mejor desempeño en un Masters 1000, los torneos de más nivel después de los cuatro del Gran Slam.
Hasta ahora, había disputado tres Másters, pero nunca logró pasar de primera ronda.
Por su parte, el tandilense recibió un cachetazo debido a que antes de enfrentar al adolescente, le ganó a Marin Cilic mostrando un gran nivel.
Mónaco se aprovechó del croata que regresaba a las canchas tras una lesión y no tuvo problemas en vencerlo por 6-4 y 6-4.
Antes de enfrentar a Cilic, Pico se había topado con el ruso Teymuraz Gabashvili y también lo había derrotado.
El crecimiento del argentino era paulatino hasta que se topó con Thanasi Kokkinakis, quien no solo se afianza como la sorpresa del campeonato, sino que además mostró un gran nivel que lo posiciona de muy buena manera de cara al futuro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia